Imagen que representa un router con muñecos trabajadores conectándolo

Para los lectores que no estéis acostumbrados al lenguaje técnico, probablemente este nombre no os diga demasiado. A muchos, el nombre les resultará conocido, pero no solemos tener una visión completa de qué es un router. Para todos vosotros, aquí te lo explicamos.

El router es un aparato físico (o hardware), que le permite a tu ordenador, tablet, o teléfono, conectarse a internet.

Pero la descripción es más amplia, el propósito real del router, es ser el punto de entrada de tu ordenador para una red, para poder conectarse con otros ordenadores. Internet es una red, y cada vez que visitas una página web, te estás conectando a un ordenador (también llamado servidor).

El objetivo del router, es decidir cuál es el camino más corto para enviar la información que has enviado a la red (formularios, búsquedas, etc), al ordenador destino, por el camino más eficiente. Su objetivo es encaminar la información, de ahí su nombre en inglés router.

¿Cómo funciona?

Como antes explicábamos, ante la pregunta sobre qué es un router, la respuesta breve sería un hardware que busca el camino más rápido para enviar información por la red. El término información es un poco abstracto, por lo que aquí, lo que se envía son paquetes de información.

Paquetes de información

¿Qué es un paquete de información? Imagina un contenedor de barco, ese contenedor de barco contiene carga en su interior, tiene un espacio fijo, y luego tiene una serie de etiquetas que dan información sobre el contenedor, como cuál es el propietario, el destino y qué tipo de material contiene.

Pues bien, un paquete de información es algo muy parecido, se trata de un contenedor virtual, que contiene una cantidad fija de datos (o bytes), asociado a un conjunto de etiquetas (metadatos que van junto al paquete) que sirven para identificar el origen, destino, protocolo de comunicación, etc.

Encaminando los paquetes de información

Como dijimos, el router tiene por objetivo enviar los paquetes de información a su destino, por el camino más óptimo.

Llegados a este punto, la pregunta que cabe preguntarse es, y ¿cómo sabe el router a dónde enviar su información? La respuesta es sencilla, con la tabla de enrutamiento. Se trata de una tabla guardada en el router, en donde se especifica las direcciones IPs a seguir para enviar un paquete. Se trata de un tema muy extenso, y no lo cubriremos en este artículo.

Pero a modo de bonus, decir que existen dos tipos de tabla, la estática y la dinámica.

La estática se usa para redes pequeñas. En ésta, el router contiene todas las direcciones IPs de todos los nodos de la red.

Las dinámicas son para redes tipo internet, con un enorme número de nodos. En este caso, los routers solo contienen rangos de IPs, a los que enviar los paquetes. Cuyo contenido se va autogestinando mediante la comunicación con distintos nodos.

Caso de uso en redes tipo internet

Solo como inciso final, esas otras IPs mencionadas en las tablas dinámicas, suelen ser otros routers. Y es que, en este tipo de redes, los paquetes de información pasan por varios routers antes de llega al destino.

De ahí la importancia de usar HTTPS y protocolos que encriptan los datos :), porque sería muy fácil que uno de estos leyera la información que envías (passwords, cuentas bancarias, etc).

Tipos de routers

En la actualidad, podemos encontrar diferentes tipos de routers. En este artículo, solo vamos ha hacer una clasificación por la forma en la que tu dispositivo se conecta al router, y como éste se conecta a la red.

Router de cable

Los routers por cable, son todos aquellos cuyos dispositivos se conectan a él por cable, y que el mismo se conecta a la red por cable.

 

 

La principal ventaja de este tipo de router, es que al realizar la conexión por cable, se consigue una mayor velocidad de datos. Además, casi nula interrupción del servicio, pues la pérdida de datos por cable es muy baja.

Aunque, el mayor inconveniente de este tipo de router, es que tienes que estar físicamente cerca del mismo. O bien, estar en un punto fijo en el que poder conectar tu dispositivo.

¿Qué es un router inalámbrico?

En la gama de routers inalámbricos podemos enmarcar una gran variedad de ellos. Aquí te las describimos, con sus ventajas y desventajas.

Pero antes, nunca te has preguntado, ¿cómo se puede transmitir información por el aire? Eso se consigue mediante ondas electromagnéticas. Por ejemplo, las ondas de radio, es un tipo de ondas electromagnéticas, y en el mundo de las comunicaciones se usan diferentes tipos de ondas para transmitir información. Y es que, cada tipo de onda, al final, se trata de luz con distintas longitudes de onda.

Router inalámbrico WiFi

Es quizás uno de los tipos de routers inalámbricos más conocidos en la actualidad. Se trata de un aparato, que generalmente está conectado a la red por un cable, pero que los dispositivos se conectan a él sin cable.

 

 

Esta variedad fue bastante revolucionado en hogares y oficinas, pues de un plumazo permitía a cualquier usuario trabajar desde cualquier punto del recinto.

A partir de ahora, no era necesario tener que preocuparse de conectar y desconectar ningún cable. Le dio un dinamismo tal, que ayudó muchísimo a popularizar dispositivos móviles, y a dar dinamismo a las oficina.

La gran desventaja, es que la velocidad es menor que la del cable. Además, a menor cobertura, mayor pérdida de datos, situación que lleva a pérdidas de servicio de tanto en tanto en routers antiguos.

¿Qué es un router USB?

Es el router ideal para aquellas personas cuyo trabajo le exige una gran movilidad, y con necesidad de usar ordenador con conexión a internet. Se trata de un aparato que se conecta a tu dispositivo por USB.  Y ese aparato se conecta a internet de forma inalámbrica, como haría tu teléfono móvil, por 3G, 4G, 5G, etc.

 

 

En el diagrama que te hemos facilitado, podemos interpretar como el USB como un tipo de cable.

La gran ventaja de este tipo de routers, es que para trabajar, ya no necesitas estar en un lugar físico concreto. Puedes estar en cualquier punto del planeta con cobertura móvil.

Aunque hay dos grandes desventajas. La conexión es mucho más lenta que las anteriores, y la pérdida de datos, o falta de cobertura, es más frecuente.  Todo ello hace que ciertas tareas sean más incómodas.

Routers totalmente inalámbricos

La última gama de routers son aquellos que no necesitan cables para conectar los dispositivos, ni para conectarse a internet. Igual te resulta extraño, pero tienes uno en tu bolsillo y lo usas cada día, exacto tu teléfono móvil.

Cuando pones este en modo hotspot (cuando puedes usar el internet de tu móvil en tu ordenador), estas usando un router totalmente inalámbrico.

 

 

La gran ventaja de este tipo de routers, es que permite tener diversos dispositivos que necesitan internet, en cualquier lugar. Un ejemplo clásico, estas de camping y a un amigo se le acaban los datos, con esta tecnología puede seguir navegando si le compartes tu conexión a internet.

Y las desventajas son obvias. La conexión es la más lenta, y es frecuente que la calidad de la conexión sea bastante baja.

Como proteger mi router

El router es uno de los puntos más sensibles de cualquier conexión a internet. La razón es simple, todos tus paquetes de información pasan por este punto, y es él quién decide el destino del paquete. Por ello, es muy importante tener en cuenta los siguientes puntos.

Protege tu contraseña

El primero y más obvio es, protege la contraseña de acceso a tu router. Cuando compras uno, siempre viene con una clave por defecto, nuestro consejo es que la cambies por una segura, y la compartas lo menos posible.

Uso de conexiones seguras

El segundo punto a tener en cuenta, es el de evitar cualquier conexión no segura. Es decir, toda conexión que no esté encriptada, evítala.

De lo contrario, cualquiera puede leer tu información, y enviarte una respuesta fraudulenta a propósito. A esta técnica de hackeo se le llama sniffing. Esta consiste en interceptar paquetes no encriptados, y hacer uso fraudulento de esa información.

Un consejo es, cuando navegues por internet, evita las páginas que no ofrezcan su contenido mediante el protocolo https.

Firewalls y antivirus

Otro consejo importante, es tener instalado un firewall al menos en el router. El firewall es un software que evita las conexiones no autorizadas a un dispositivo.

Eso es extremadamente importante en el firewall. Ya que si alguien se consigue conectar, puede interceptar todos nuestros paquetes de información. Aunque el daño será menor si usamos conexiones seguras, pues no podrá sacar ningún tipo de información útil de ellos.

Y por último, te recomendamos usar un antivirus en tus dispositivos. Muchos de ellos ofrecen un firewall, y sobretodo podrás detectar malware instalado de forma fraudulenta, que permitiría a terceros leer información sensible directamente de tu dispositivo.


¿Te hemos ayudado a saber qué es un router? Si es así y crees que podemos ayudar a conocidos tuyos no dudes en compartirnos. Y si tienes cualquier feedback para nosotros, te animamos a que nos dejes un comentario. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *